+(57) (6) 8741777 | 8741784 contacto@gimnasiolaconsolata.edu.co

Noticias

Valor Ambiental: SALUD INTEGRAL

La salud integral es el bienestar general del ser humano, para que tenga un óptimo desarrollo es indispensable que posea salud física,mental y social. Ya que con ella desarrolla capacidades y habilidades como persona individual y única.

¿Cómo entender la Salud Integral?

Es un estado de bienestar completo que se logra cuando existe un equilibrio entre la parte física, mental, social y espiritual de cada persona, permitiendo el desarrollo de las habilidades y capacidades que cada ser humano tiene, como persona individual y única y a pesar o a favor de las diferencias que existen entre cada uno. La salud integral, en una frase sencilla se puede sintetizar como la ausencia de cualquier enfermedad, ya sea física, mental, afectiva o espiritual. Esto es, mi cuerpo está sano, mi mente equilibrada, mi corazón feliz, mi espíritu tranquilo. Tener salud integral es como estar en armonía, paz, serenidad y felicidad.

¿Cómo aplicar la Salud Integral en el Colegio?

Procurando una alimentación sana, haciendo ejercicio y ofreciéndole descanso, participando de los espacios de aprendizaje, lúdicos, deportivos, afectivos y espirituales que se brindan. Manteniendo una actitud positiva hacia todo lo que se realiza. Controlando las emociones y manteniendo excelentes relaciones con los demás.Si sientes que tu armonía no es la que deseas, acudiendo a los diferentes espacios que el colegio te brinda para ayudarte: psicología, dirección de grupo, capellanía, enfermería, consejo formativo. Allí encontrarás quien te ayude en tu salud integral.

¿Cómo aplicar la Salud Integral en Familia?

Las prácticas saludables deben hacer parte de cada miembro de la familia sin importar el lugar donde estés. Por eso es muy importante una la alimentación saludable, estableciendo horarios claros para hacerlo, realizando actividades lúdicas y deportivas en familia, que ayuden a fortalecer los lazos afectivos, teniendo una rutina de descanso, buenos hábitos de sueño. Invitar los miembros de la familia a evitar toda sustancia nociva para el organismo. La lectura, la meditación y la relajación también alimentan la mente y el espíritu y asistir a las prácticas religiosas en familia.