+(57) (6) 8741777 | 8741784 contacto@gimnasiolaconsolata.edu.co

Noticias

VALOR ESPIRITUAL: Perdón

El perdón es la acción por la cual expresamos a alguien disculpas por nuestros errores o admitimos la falta del otro y aceptamos su petición de perdón. En la comunicación hay un vínculo entre emisor y receptor y en el caso del perdón se puede pedir o puede aceptarse.

Ocurre con frecuencia que cometemos fallos en nuestra conducta, los cuales provocan molestias u ofensas a las otras personas. Si somos conscientes del daño causado, tenemos la obligación moral de pedir perdón. Es una petición que se solicita para intentar reparar el mal causado. En estos casos, decimos perdóname o te pido perdón, esperando que sea aceptado, restableciéndose así la relación entre las dos personas.
En el caso inverso, cuando nosotros somos los ofendidos, es el otro el que puede solicitar nuestro perdón y nosotros lo aceptamos o no. En cualquiera de las dos direcciones, el perdón expresa arrepentimiento.

¿Cómo entender el valor del Perdón?

Ten en cuenta que el perdón es una expresión de amor, cuando perdonas experimentas un sentimiento de dicha, paz y apertura del corazón. El perdón es una decisión, una actitud, un proceso y
una forma de vida. Es algo que ofrecemos a otras personas y algo que aceptamos para nosotros. El perdón supone entender que los errores son oportunidades para crecer, tomar conciencia y
desarrollar la compasión.
El perdón nos enseña que podemos estar en desacuerdo con alguien sin retirarle el cariño y respeto. Recuerda, cuando perdonamos y somos perdonados, siempre se transforma nuestra vida. Si Jesús nos perdonó a nosotros… ¿cómo no perdonar nosotros a quienes nos rodean?
¿Cómo aplicar el Perdón en el Colegio?

Todos los seres humanos nos hemos equivocado en algún momento de nuestra vida, por lo tanto, no estás libre de haber ofendido a algún compañero o que él te haya ofendido, esta es la oportunidad para que reconozcas tu falta y te acerques a aquel a quien has hecho sentir mal con tu actitud o comportamiento. Si es el caso contrario y un compañero se te acerca a pedirte perdón, acepta con amor sincero sus disculpas, seguramente se fortalecerá la relación. En el compartir aprendes de los demás y qué agradable sería que revisaras con quien has tenido dificultades para que te acerques con humildad, le tiendas tu mano, le abras tu corazón y exclames: Perdón.

 

¿Cómo aplicar el Perdón en Familia? 

Con frecuencia puedes estar en desacuerdo con tu familia frente a situaciones cotidianas y eso puede llevarlos a que se molesten entre sí, generando un ambiente de discordia. Sin embargo, vale la pena que precisamente en esos momentos pongas en práctica el valor del perdón, reconociendo tus faltas, acercándote a tus padres o hermanos y buscando puntos de encuentro para que concilien, logrando así un ambiente sano y tranquilo.

Recuerda que perdonares una expresión del amor. Si eres católico y ya has hecho tu Primera Comunión, invita a tus padres a que periódicamente vayan al templo y con el sacerdote, puedan acudir en familia al sacramento de la reconciliación.