+(57) (6) 8741777 | 8741784 contacto@gimnasiolaconsolata.edu.co

Noticias

VALOR ESPIRITUAL: Verdad

Se considera la ”verdad” como un valor ético, pues dá sentido al respeto ante los demás hombres, constituye uno de los pilares básicos sobre los que se asienta la conciencia moral de la comunidad y abarca todos los ámbitos de la vida humana. La “verdad”, es definida semánticamente “como el momento en el cual una intención, un propósito, deben encontrar una verificación en la realidad”. Sin embargo cada sistema filosófico implica y encarna una determinada concepción de la verdad, es decir el modo de relacionarse cognoscitivamente el hombre con la realidad.

 

¿Cómo entender el valor de la Verdad?

Es la capacidad de reconocer qué acciones son buenas y distinguirlas de las malas, es vivir esa conciencia en cada momento, no mantener nada oculto, ser transparentes en las relaciones interpersonales, no escondernos nada a nosotros, ni a las demás personas.

Al compartir la verdad estamos creando un ambiente de confianza y progreso. Jesús dijo: “La Verdad nos hará libres”… Esto es, en la mentira estamos esclavos, atados, amordazados en la conciencia, en el espíritu, en el corazón y en las actitudes. De ahí que la verdad es el valor de la transparencia, la coherencia y la vida según los principios y los valores del evangelio, de nuestra familia y de nuestro colegio.
¿Cómo aplicar la Verdad en el Colegio?

 

Los momentos que utilice para hacer comentarios o realizar diálogos con alguna persona de nuestra comunidad debe estar mediado por la verdad, las actividades académicas y ejercicios deben reflejar tu comprensión y esfuerzo con la veracidad. No digas palabras falsas buscando quedar bien con los demás, no tomes objetos que no te pertenecen y prefiere la paz de tu corazón al éxito. Trabaja y esfuérzate por obtener logros seguros y disfrútalos tranquilamente, todos basados en la honestidad, la coherencia de vida, esto es, en la verdad.

 

¿Cómo aplicar la Verdad en Familia?
La verdad abre todas las puertas, exprésala con tu familia. Cuando requieras de un diálogo con tu familia debes tener presente que esté mediado por la verdad, la mentira es un camino lleno de curvas y piedras. Si dices algo que no es cierto tu familia tendrá mucha precaución en el próximo encuentro. Además, lo que se consigue a través de la mentira, no dura. Es como un juguete defectuoso que a los pocos días deja de funcionar. Por el contrario si siempre andas con la verdad, ésta será un tesoro que tus padres valorarán y la confianza hacia ti como hijo será una fortaleza invaluable.